Los patios

El patio permite vivir al niño experiencias maravillosas, de experimentación, observación, de manipulación, que hacen que entendamos este espacio como educativo y como tal se han diseñado.

En los patios encontramos zonas donde descubrir y manipular materiales naturales, espacios que permitan el movimiento en mayor libertad, con retos que superar donde poder subir y bajar, trepar, saltar…, zonas para el juego tranquilo, así como rincones y espacios que favorezcan el juego simbólico.

Dentro del patio de los mayores hemos creado un huerto, en el que nuestros alumnos/as pueden realizar tareas de siembra, cuidados y riego, cosecha…, observando el crecimiento de las plantas e inculcándoles hábitos de cuidado del medio ambiente.